¿Qué es una Geisha?

Cuando hablamos de una Geisha a todos se nos viene a la cabeza la imagen de una mujer con la tez blanca y sombreados y labios rojos, pero pocos conocen lo que implica ser una Gisha realmente.




Para ser una Geisha, todas la mujeren tienen que pasar por un aprendizaje, esta aprendiza de Geisha recibe el nombre de Maiko.

Las Maiko son chicas muy jóvenes, de entre 18 y 20 de edad, muy cultas y disciplinadas, estudiantes de música y baile. Mientras terminaban sus estudios, las Maiko asistían a eventos y banquetes, donde bailaban y mostraban el arte de la música luciendo su despampanante belleza.

Principalmente provienen de familias pobres, con pocos recursos para subsistir y por tanto, ser Geisha lo veían una posibilidad económica y una alternativa al matrimonio si no encontraban marido.


La Maiko debía de pertenecer a una casa de Geisha, donde se encargarían de su formación, de entre 3 y 5 años.


Una Maiko siempre iba acompañada a los banquetes por Geishas experimentadas donde pondrían en práctica todo lo que estaban aprendiendo, aunque no tenían conversaciones culturales, ni coqueteos con los clientes. Cuando una Maiko se convierte en Geisha, es cuando comienza devolver el dinero de su manutención y formación a la casa de Geishas.


A menudo se confunde a una Maiko con una Geisha, aunque hay aspectos muy diferentes entre ambas.


Una de las diferencias entre una Maiko y una Geisha es el vestuario. La apariencia de una Maiko es infinitamente llamativa. Visten con túnicas largas estampadas, de colores muy vistosos, con mangas largas muy anchas, mientras que las Geishas visten de manera más elegante con mangas más estrechas. El cuello del vestido de una Maiko es color rojo, y a medida que va avanzando en su formación y siendo más experimentada, poco a poco se va convirtiendo en blanco puro.

Mientras que las Geishas llevan un una especie de fajín llamado obi mucho más cómodo en sus cinturas, las Maiko son ayudadas a vestirse, ya que su obi mide alrededor de 6 metros y su peso es muy elevado para poder ponérselo ellas mismas.


Con respecto al peinado, las Geishas lucían increíbles pelucas para facilitar su día a día, pero las Maiko debían de dejarse el pelo largo durante su periodo de formación y ser peinadas con despampanantes recogidos hechos con su pelo natural. A diario adornan sus peinados con tocados.





Sin duda, la principal característica de una Geisha es su maquillaje. Antes de maquillarse utilizan un aceite hidratante y suavizante especial a modo de fijador. Después aplican con un pincel una base blanca de maquillaje fabricada con arroz machacado. Para que el maquillaje fuese más duradero y no saliesen brillos, sellaban la base con unos polvos también fabricados con arroz. Dedicaban mucho tiempo a perfilar sus cejas y ojos, puesto que era un trabajo muy minucioso, ya que al no usar una base de maquillaje normal y corriente, cualquier fallo provocaría tener que desmaquillarse completamente y volver a empezar.

Las Maiko utilizaban sombreados y rubor más llamativos y maquillaban solo el labio inferior en color rojo, dejando el labio superior fundido en el mismo tono blanco de su tez. Las Geishas usaban un rubor rosado casi inapreciable y maquillaban sus labios completamente en rojo, aunque a menudo los perfilaban mas pequeños y en forma de corazón.


Tanto las Geishas como las Maiko dejaban maquillaban el cuello completo dejando 2 o 3 rayas libres en la nuca. El motivo era porque la nuca era la parte mas sensual y erótica de la mujer, y al dejarla libre daba lugar al erotismo y al hecho de saber que debajo de esa contundente capa de maquillaje blanco había una mujer real.


Todas llevaban un bolso fabricado con cañas y seda natural, en el que guardaban papelillos absorbentes de brillos, para secar el sudor del rostro sin estropear el maquillaje, un espejo, un peine para retocar el peinado, maquillaje y un labial rojo ara lucir siempre perfectas, toallitas bordadas para secarse las manos, tarjetas hechas a mano, dinero y los abanicos que usaban para bailar.


Al final de su periodo de aprendizaje, una Maiko se convertía en Geisha mediante un ritual, similar al del matrimonio, en el que unirían lazos la Geisha encargada de la formación y la Maiko.

Además, se decoraba el pueblo con cartelería con símbolos de felicidad y abundancia.


El día del ritual, se acicalan con sus mejores galas y peinados muy elaborados y adornados y pasa el día asistiendo a eventos, casas de té y banquetes para recibir la enhorabuena y los mejores deseos.

Este ritual era tan fuerte que las mantendría unida de por vida y seria prácticamente imposible separarse.

El ritual consistía en que cada una de ellas bebiese 3 sorbos de sake de su vaso.


Durante los 6 días posteriores a la ceremonia, la chica asistirá a banquetes y eventos en compñiía de su hermana o de otras Geishas para poner en práctica todo lo que ha aprendido, pero, hasta que la comunidad no decida que se ha convertido en una auténtica Geisha, solo podrá lucirse, bailar, jugar a arte de la seducción y captar a futuros clientes potenciales, pero aún no podrá "entretener" del todo.











11 vistas

Escuela de maquillaje Madrid | Curso de maquillaje Madrid | Todos el contenido de esta web, tanto textual como audiovisual, es de propiedad y uso exclusivo de Erika Marcos. Prohibido su plagio, copia total o parcial, según RDL 1/96 del 12 de abril. Todos los datos proporcionados por los contactos, serán almacenados en un archivo propiedad de Makeup Expression, pudiendo ejercer sus derechos de modificación y oposición enviando un correo a erikamarcos.makeupstudio@hotmail.com